Terapia del Atlas

Próximas aperturas de consultas de Osteopatía y Método Kyma en Barcelona

Carrer de París, 164, 1º 1ª, 08036 Barcelona, Espagne

Osteopatía de articulaciones y músculos – Respiración y emociones disfuncionales

Bernard Tisné, Osteópata D.O. exclusivo desde hace 34 años, nacido en 1957, profesor y creador del Método Kyma que combina la Liberación Emocional y las Terapias Manual y Respiratoria.

Especialista en Manipulaciones Espinales o Estructurales y Rebote Occidental, así como en Terapias Manuales Asiáticas (Tuina, Chi Nei Tsang, Shiatsu, Yumeiho etc…) adquiridas durante numerosos viajes a Europa, Asia y en todo el mundo.

( En actividad desde hace 34 años  )

Contacto en francés : +33 680 300 880

Contacto en español : +33 680 690 963

Atlas-thérapia

Mediante el Occipucio (parte inferior de la cabeza), el Atlas (1ª vértebra cervical) y el Eje (2ª vértebra cervical), tratamos el dolor de cuello y a veces la migraña alineando la base de la cabeza y las dos primeras vértebras cervicales con una técnica especial. Esta técnica osteopática se llama O.A.A.

Esta técnica no es la única, ya que también existe una técnica quiropráctica llamada «hoyo en uno», que toma su nombre de una técnica de golf que consiste en enviar la bola al hoyo en un solo golpe. En resumen, el tiro perfecto para los golfistas. Consiste en una única y rápida manipulación de una sola vértebra (atlas) que alivia toda la columna vertebral, mejorando así considerablemente el bienestar de todo el cuerpo.

Según Bartlett Joshua Palmer (1882 – 1961), el origen de todos los trastornos motores y el dolor resultante radica en una posición incorrecta del atlas, que puede corregirse con una sola manipulación.

Palmer afirmaba que, una vez reajustada la primera vértebra (atlas), el cerebro vuelve a estar en contacto con todas las células del cuerpo, ya que el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo, tronco cerebral y médula espinal) tiene la posibilidad de llevar toda la información importante a través de los nervios de la médula espinal a cada célula del cuerpo (y, en consecuencia, a todos los órganos) y, por tanto, puede transmitir la información necesaria al cuerpo para su autocuración. Afirmaba que cualquier contracción en cualquier parte del cuerpo podía curarse sólo con esta técnica.

Debido a la complejidad de la mecánica articular de la OAA anatómica, custodiada por fuertes músculos y ligamentos, uno se ve obligado a utilizar métodos y diagnósticos precisos para cada caso. Incluso hay terapeutas en el extranjero que se dedican exclusivamente a esta función (Atlas Pro Axis, Vitalogie, etc.).

Esta técnica tiene una acción terapéutica indispensable en los siguientes casos


1 ° : La neuralgia de Arnold.

Ces névralgies concernent l’occiput, l’atlas et l’axis qui sont dans une conformation spéciale mais c’est avant tout l’axis qui est concerné. Le patient ressent des douleurs derrière l’oreille et elles irradient sur la tempe.
Pour évacuer la compression libérer cette lésion sur le nerf d’Arnold, donc la névralgie, il faut équilibrer et aligner la première et seconde cervicale.
Le « mauvais positionnement » de l’OAA irrite des zones particulières de la membrane qui enveloppe le cerveau et la moelle épinière (dure-mère).
Un souci mécanique est la première cause des névralgies d’Arnold, des céphalées, des migraines, des névralgies chroniques des épaules et du cou.

Selon la disposition de l’occiput, de l’atlas et de l’axis, cela va engendrer une douleur particulière plus qu’une autre. Mais le lieu exact de la lésion est très difficile à localiser et c’est pour cela que l’on est obligé d’agir sur les trois éléments.

2 ° Neuralgia cervical crónica o traumática.

Estos son principalmente mecánicos. Hay muchas causas de estas neuralgias. Esta vez no sólo se ve afectada la columna cervical superior.
Aquí están algunas de ellas:
– Fatiga, estrés, ansiedad
– Hernias discales
– la exposición directa a un acondicionador de aire o a un ventilador o a una ventana abierta del vehículo.
– El latigazo cervical se produce tras un accidente deportivo o automovilístico.
– Una caída sobre la espalda o el hombro (por ejemplo, en el rugby o el judo).
– Artrosis
– Deporte o esfuerzo físico sin un calentamiento previo.
– Un impacto fuerte o medio en la cabeza.
– Trabajar expuesto al frío y al viento o en un lugar húmedo.
– Posición incorrecta de la cabeza durante la noche.
–  Etc.
La causa debe ser investigada, ya que a menudo es desconocida por el paciente.

3 ° Dolor de hombro y cuello.

Un golpe, te caes, fuerzas con los músculos fríos… y es el traumatismo directo del hombro. En consecuencia, el dolor suele ser importante, preciso y con restricción de movimientos. Los jugadores de rugby, los judokas y los ciclistas suelen verse afectados.
Por lo general, la persona acude a su médico de cabecera, que le hará una radiografía por motivos de seguridad y, si no hay daños óseos, le recetará una medicación antiinflamatoria, que suele ser suficiente en la mayoría de los casos.
Cuando el dolor persiste en el tiempo, incluso con el uso de antiinflamatorios, significa que existe una lesión muscular, ligamentaria o articular no detectada, situada en las regiones cervical y/o dorsal. Los músculos del cuello duelen y están tensos, y esto sigue siendo bastante incapacitante por el dolor.
La lesión también puede transmitirse al codo por la tracción realizada sobre la cabeza larga y la cabeza corta del bíceps braquial, así como del tríceps braquial.
El desbloqueo de las lesiones y el restablecimiento del equilibrio de la cintura escapular se realizará mediante osteopatía.
El otro caso es una limitación del movimiento que se hace más importante con la llegada progresiva del dolor.
Por lo general, este dolor es la consecuencia y no el origen de una lesión externa al hombro.
Generalmente una de las causas directas se localiza a nivel de las cervicales y de las vértebras dorsales altas, D1 a D7, donde se acoplan los músculos angulares, romboides y escalenos, que tiran de la escápula y la desplazan ligeramente, generando dolor muscular. Los escalenos son los músculos de la región lateral del cuello que conectan las vértebras cervicales con las dos primeras costillas. Hay tres (anterior, medio y posterior).
Para eliminar el dolor y restablecer el equilibrio, es necesario actuar sobre el hombro, ya que éste, a diferencia de otras articulaciones, es una articulación casi compuesta por ligamentos y músculos, por lo que es en sus uniones musculares donde conviene centrarse.

Conclusión:

La mayoría de las veces, el dolor crónico de hombro y de cuello tienen la misma causa. Existe un posicionamiento defectuoso de algunas vértebras que puede ser la causa directa o una consecuencia indirecta de un desequilibrio en los niveles inferiores. Una lesión situada más abajo, en la región lumbar, dorsal o sacroilíaca, también puede tener un efecto compensatorio en los niveles superiores. Por lo tanto, las articulaciones de las extremidades superiores e inferiores también deben inspeccionarse cuidadosamente, ya que pueden ser el origen del dolor de cuello.
Para entender la causa real y los síntomas asociados, el cuerpo debe ser visto desde un punto de vista holístico, un principio esencial de la Osteopatía, pero a veces también específico. ¿Acaso los opuestos no se unen para formar una unidad? Principio básico del Ying y el Yang.
Por otro lado, siempre hay un estorbo de los nervios cerca de la columna vertebral en la base del cráneo o en el cuello, según sea el caso. La persona siente dolor casi siempre, independientemente de la zona afectada.
Los dolores de cuello, hombros y cabeza no son inevitables y, por lo general, pueden tratarse para lograr su curación. Pero, en general, es necesario un seguimiento regular para evitar las recaídas, que son habituales en este tipo de enfermedades.
Como resultado de las lesiones cervicales, pueden producirse diferentes patologías.

El cuello conecta la cabeza con el pecho y, por tanto, el cerebro con el cuerpo. No olvidemos que todo parte del cerebro y pasa por el cuello antes de llegar al final del cuerpo. Incluso la parte más alejada de su cuerpo es abastecida por un nervio que comenzó en el cerebro y luego pasó por el cuello antes de llegar al final de su cuerpo. El cuello también soporta el peso de nuestra cabeza, unos 7 kilos. Estirar el cuello con suavidad y sin sacudidas es muy importante para que la energía del cerebro fluya hacia el resto del cuerpo sin pérdidas. El cuello puede estirarse hacia la izquierda, hacia la derecha, hacia delante y hacia atrás. Cuanto más se trabaje el cuello, mayor será la amplitud de movimiento. Se trabaja la flexibilidad utilizando el peso natural de la cabeza. La clave es mantener los hombros bajos para trabajar la flexibilidad del cuello. Estos suaves estiramientos evitarán el agarrotamiento natural que se produce con la edad.

Además, no hay que olvidar estirar los hombros, ya que a menudo se ponen a prueba en la vida cotidiana. Siempre llevamos un peso sobre los hombros, tanto en el sentido físico como en el figurado. Estirar regularmente los hombros en lugar de hacer ejercicios con pesas liberará las tensiones físicas y nerviosas de la vida cotidiana y evitará la aparición de una rigidez que paralizará progresivamente los músculos del cuello con el tiempo sin que nos demos cuenta. Esta rigidez es la puerta abierta de par en par a todas las patologías que aparecerán a medida que nos acerquemos a los cuarenta.

Por regla general, los enfermos de cuello tienen artrosis cervical o desartrosis, que es una inversión de la curvatura natural y provoca un estrechamiento de los agujeros de conjugación. Sienten dolor en los movimientos del cuello o cierta rigidez sobre todo por la mañana cuando hace frío. Algunos días el dolor se produce y desaparece. A veces es más intenso y bloquea el cuello, provocando una tortícolis.

La zona más afectada suele ser la quinta y sexta vértebra cervical. Unas pocas maniobras osteopáticas suelen ser suficientes para aliviar a las personas hasta la siguiente crisis. Las técnicas son diversas y, según la habilidad del practicante, la frecuencia de las sesiones será más o menos espaciada. A veces hay que ser muy suave y otras veces ser un poco más tónico según la edad y los signos radiológicos del paciente.

Los síntomas pueden ir desde una molestia con el movimiento hasta una neuralgia cervicobraquial con dolor en el brazo que está relacionada con la compresión de las raíces nerviosas a lo largo de la columna cervical. Utilizo un término muy sencillo para que mis pacientes entiendan cuando les digo que tienen ciática del brazo. Este es un término completamente falso desde el punto de vista médico, pero ayuda a entender la similitud entre la ciática en la pierna y la misma en el brazo. Es sólo una imagen, pero el principio es el mismo. La compresión hace que sientas el dolor hasta en la punta de los dedos.

Por ejemplo, imagine una manguera de jardín con su chorro de agua en el extremo normal. Por alguna razón alguien llega y presiona la manguera con su dedo en algún momento y esto hará que el nivel de agua en el extremo se debilite o deje de fluir por completo.

Lo mismo ocurre con el brazo o la pierna. La compresión o el pellizco le harán perder la sensibilidad en la pierna o el brazo en el caso más sencillo, o la parálisis de las extremidades en los casos más complicados.

Bernard Tisné